Protege los salarios de los campesinos

14 de octubre de 2020: Hoy presentamos una demanda contra el secretario de Agricultura de Trump, Sonny Perdue.

El 30 de septiembre, el Departamento de Agricultura dio un paso sin precedentes para reducir los salarios de los trabajadores agrícolas. Anunciaron la decisión unilateral de eliminar la recopilación de datos que es la única fuente nacional de información que permite al Departamento de Trabajo determinar y fijar los salarios de los trabajadores huéspedes. Sin esta información, los salarios de todos los trabajadores agrícolas domésticos podrían verse afectados negativamente.

Apoye a los trabajadores agrícolas firmando su petición para protestar por estos cambios.

Durante más de 100 años, el USDA ha utilizado constantemente este método para recopilar datos sobre el trabajo agrícola y los salarios. La tasa salarial de efecto adverso federal (AEWR, por sus siglas en inglés) determina la tasa mínima que se debe pagar a los trabajadores H-2A para evitar rebajar los salarios de los trabajadores agrícolas domésticos. La tasa de AEWR es más alta que el salario mínimo en los 50 estados, a menudo de manera significativa. Para ponerlo en perspectiva, en estados como Utah y Wisconsin, los salarios podrían caer hasta $ 7 por hora. Incluso en California, los trabajadores pueden perder casi $ 2 la hora.

El USDA no dio ninguna justificación para este cambio y no lo puso a disposición para comentarios públicos. Además, no consideraron el daño increíble que esta medida tendría en los salarios de los trabajadores agrícolas y no explicaron por qué decidieron eliminarla a pesar de que muchos estados y entidades federales confían en esta información.

Esta demanda es crítica. La pérdida de salario podría ascender a miles de dólares para los trabajadores que apenas logran llegar a fin de mes. Estas reducciones salariales crearán un efecto dominó que, en última instancia, dará como resultado que muchos trabajadores agrícolas estadounidenses reciban un salario menor. Y el hecho de que estén tratando de recortar los salarios de estos trabajadores esenciales en medio de una pandemia es indignante.

Estoy con la Fundación UFW para detener este cambio. Apoyo la demanda presentada contra Sonny Perdue y el esfuerzo de la Fundación UFW para demostrarle que los estadounidenses se preocupan por las personas que ponen comida en nuestras mesas.

49 firma
Objetivo: 500 firma

¿Firmarás?